15 May 2015

RITE (Reglamento Instalaciones Térmicas de los Edificios)

0 Comment

El rite, es en parte la base y afectara a la realización de los Certificados Energéticos en la obtención de la calificación energética de los inmuebles.

El RITE establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene a través de las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, para conseguir un uso racional de la energía.

Se justifica el nuevo RITE dentro de plan de ahorro y eficiencia energética en España que contribuye a fomentar la utilización de las energías renovables como la energía solar térmica.

El factor determinante es el confort, bienestar e higiene de las personas. Las instalaciones térmicas se han de diseñar, calcular, ejecutar, y usar de modo que se cumplan cuatro exigencias:

– Calidad térmica del ambiente.
– Calidad del aire del interior.
– Higiene.
– Calidad del ambiente acústico.

Normativa de aplicación del RITE:

El nuevo Real Decreto surge por la necesidad de transponer la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia energética de los edificios, al ordenamiento jurídico español y a la exigencia establecida en la disposición final segunda del Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, de proceder a una revisión periódica en intervalos no superiores a cinco años de la exigencia de eficiencia energética, hacen necesario realizar una serie de modificaciones en el actual Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (conocido en la práctica por su acrónimo, RITE).

RITE se ordena en dos partes:

La Parte I, contiene las condiciones generales de aplicación del RITE y las exigencias de bienestar e higiene, de eficiencia energética y de seguridad que han de cumplir las instalaciones térmicas. En esta parte también se encuentran las condiciones relativas a la documentación técnica, la ejecución de las instalaciones térmicas, su puesta en servicio, uso y mantenimiento e inspección.

La Parte II, contiene la caracterización de las exigencias técnicas y su cuantificación, de acuerdo con el desarrollo actual de la técnica. Se establecen niveles o valores límites y procedimientos expresados en forma de métodos de verificación o soluciones sancionadas para la práctica, la utilización de los cuales permite acreditar su cumplimiento. Hay cuatro Instrucciones Técnicas (IT) que se corresponden a las fases de la instalación:

– Diseño y dimensionamiento.
– Montaje.
– Mantenimiento y uso.
– Inspección.

Fuente: ovacen.com

[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



  • *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.